Top10Listas.com en TwitterTop10Listas.com en Facebook

martes, 1 de noviembre de 2011

10 cosas que no te debes perder de París

¿Has estado alguna vez en París? Es una de las principales capitales europeas y uno los destinos favoritos de muchos turistas, además, cuenta con una amplia variedad de sitios a los que acudir. Es una ciudad que tiene la capacidad de que toda persona que la visita, desea volver. Cuando una persona vuelve de su viaje a París siempre tiene la sensación de que le quedan lugares que visitar, monumentos que conocer o rincones que descubrir. Este artículo lo hemos titulado “10 cosas que no te debes perder de París” en un intento de formar una pequeña lista que tengas en cuenta la próxima vez que visites la ciudad.


1.Basílica del Sagrado Corazón de Montmartre
Es mi monumento favorito de la ciudad, la razón, fue el primero que vi en mi visita a París y el que me hizo descubrir la capital desde lo alto de la colina de Montmartre.



La construcción de la Basílica del Sagrado Corazón (Sacré Cœur) se llevó a cabo para homenajear a los soldados franceses caídos en la Guerra Franco-Prusiana de 1870 y para redimir los pecados cometidos por la Comuna de París.

Blanca e imponente, así es la Basílica del Sagrado Corazón. Está situada en la parte norte de la ciudad y se puede acceder a ella de dos maneras distintas: una, ascendiendo por sus escaleras, que aunque son muchas, merece la pena hacerlo para poder contemplar los bonitos jardines que existen en su ladera, o bien, tomando el funicular de Monmartre que te deja a los pies de la basílica.


2.Place du Tertre
Monmartre es la zona con más encanto de París. Acogió a los impresionistas y a la bohemia parisina del siglo XIX, teniendo entre sus vecinos a artistas como Toulouse-Lautrec, Van Gogh, Modigliani, Picasso, etc. De ahí que algunos lo conozcan cómo el “Barrio de los pintores”. Sin movernos de Monmartre, y tras andar unos pocos metros desde la Basílica del Sagrado Corazón, descubres la Place du Tertre.



En la Place du Tertre te puedes encontrar con una amplia variedad de restaurantes y terrazas donde comer o tomar algo. Además todas las calles que la rodean están llenas de tiendas para turistas. Pero lo más significativo de la plaza es la presencia de pintores y artistas urbanos que se dedican a pintar, hacer retratos a los turistas y vender sus obras a pie de calle. Yo tengo colgado en mi pared el retrato que me hizo una artista parisina cuando paseaba por la plaza.

El siguiente vídeo hace que con su música y sus imágenes te transportes al bohemio barrio de Monmartre.




3.Barrio Latino
El Quartier Latin está situado en el centro de París. El origen de su nombre se remonta a la Edad Media. Durante este período, en el barrio habitaban los estudiantes de la ciudad que tenían el latín cómo lengua académica.

En la actualidad, es en esta zona dónde se sitúan varias universidades y donde viven más estudiantes. La Sorbona (o la histórica Universidad de Paris) es una visita obligada cuando acudes al Barrio Latino.



Es por esto, que el Barrio Latino es una de las zonas con más ambiente de toda la ciudad. Es el plan perfecto para pasar una noche en París. En sus calles te puedes encontrar todo tipo de restaurantes (chinos, japoneses, italianos, griegos, etc.) para todo tipo de bolsillos. Y después de la cena te puedes acercar a cualquiera de los cientos de bares, pubs y salas de música en vivo que existen en la zona.


4.Catedral de Notre Dame
Cruzando el río Sena a través del Pont de l´Archevêché desde el Barrio Latino llegas a la parte trasera de la majestuosa catedral de París.



De estilo gótico, esta magnífica iglesia está dedicada a la Virgen María. Está situada en la isla más grande del Sena, la Île de la Cité. Frente a su entrada se encuentra la plaza de Notre Dame donde se ubica el punto cero desde el que se cuentan todas las distancias de Francia.

Una de las cosas que debes hacer si visitas Notre Dame es subir a la torre sur. Empezarás el ascenso por la torre norte y después de un pequeño descanso en una tienda de souvenirs puedes visitar la campana Emmanuel (responsable de anunciar la liberación de Francia en 1944 al final de la segunda guerra mundial y cuyo peso es de 13 toneladas). Si continúas ascendiendo y llegas a lo alto de la torre sur, la panorámica de París que te ofrecen sus 69 metros de altitud te dejará con la boca abierta.



notredamedeparis.fr


5.Museo del Louvre
Es, sin duda, uno de los museos más famosos del mundo. Todos los turistas que lo visitan se hacen la misma pregunta cuando entran en él, ¿me dará tiempo a verlo entero en un día? En una jornada no serás capaz de analizarlo en detalle y ver todo lo que este museo esconde, pero sí podrás conocer las obras más significativas.



En el museo del Louvre te encontrarás cuadros célebres como “La Gioconda” de Leonardo Da Vinci, “La coronación de Napoleón” de Jacques-Louis David o “La Libertad guiando al pueblo” de Delacroix, esculturas famosas como “La Venus de Milo” o “La victoria de Samotracia” y entre las antigüedades egipcias descubrirás, entre otras, “El escriba sentado” una de nuestras obras favoritas y que deja impresionado a todo aquel que la ve por primera vez.



Nuestra recomendación, visita la Plaza de la Concordia (hay una parada de metro que te deja allí mismo), admira el imponente Obelisco de Luxor de más de 3.300 años de antigüedad (regalo de Egipto a Francia) que está situado en el centro de la plaza y caminando hacia el este por el Jardín de las Tullerías llegarás al Museo del Louvre.

louvre.fr


6.Sainte Chapelle
Es una de las iglesias más antiguas de París y también una de nuestras favoritas. La “Santa Capilla” que data del siglo XIII es una de las joyas más significativas del arte gótico. Fue construida por orden del rey Luis IX para albergar entre otras reliquias la corona de espinas de Cristo.



Está situada en la Île de la Cité, en el Palacio de Justicia. Cuando la observas por fuera, nada te hace pensar que en su interior alberga una maravillosa decoración y unas inmensas vidrieras.

La capilla presenta dos niveles muy diferenciados. La parte inferior era la zona reservada para los sirvientes del antiguo Palacio Real y, desde esta estancia, una pequeña y oscura escalera de caracol nos lleva al segundo nivel de la capilla. Cuando entras en la parte alta toda la sala se llena de colores irreales que otorga la luz que entra por sus espectaculares y altos vitrales.



sainte-chapelle.monuments-nationaux.fr


7.Galerías La Fayette
¿Te gustan las compras? Pues entonces no debes abandonar Paris sin pasar por la Galerías La Fayette. Además, el edificio es una joya de la arquitectura que no te debes perder.



El centro comercial data de 1893, cuando se abrió una pequeña tienda en la calle de La Fayette situada en el distrito 9 de la capital francesa. Su buena ubicación la popularizó en poco tiempo y era visita obligada para la gran burguesía de París. Tan sólo unos años después sus dueños fueron adquiriendo varios edificios del boulevard Haussman y de la calle Chausse d’Antin convirtiendo aquel pequeño establecimiento de 1893 en el fastuoso edificio que es actualmente.

Las galerías cuentan con una gran cúpula de cristal de estilo Art Nouveau que unido a sus magníficas escaleras y balcones hacen que aunque no quieras ir de compras visites este lugar como obra de arquitectura. Un pequeño consejo, si eres de los que van buscando un modelo de firma francesa como recuerdo de tu viaje a París no lo dejes para los últimos días, como hice yo, ya que el precio de sus marcas es muy elevado y necesitarás que tu cartera esté bastante llena.



galerieslafayette.com


8.Ópera Garnier
En el mismo distrito y a escasos pasos de las Galerías La Fayette te encontrarás con el Palacio de la Ópera de París. Un edificio precioso donde todo turista que acude a la ciudad debe hacerse una foto en su parte exterior y visitar su magnífico interior.



La Ópera Garnier fue inaugurada en 1875. Fue construida por el arquitecto Charles Garnier por encargo de Napoleón III dentro de la política de reestructuración de París que realizó el Barón Haussmann durante la segunda mitad del siglo XIX.

A partir de la creación del palacio surgió la Avenida de la Opera, única avenida de Paris construida sin una utilidad real. El motivo de la construcción de esta gran avenida es que la Ópera Garnier estuviera conectada con el Palacio de las Tullerías, el cual era la residencia de Napoleón III. Una vez finalizada empezaron a surgir en ella casas de burgueses, tiendas de lujo, etc., convirtiéndose actualmente en una de las avenidas para vivir más cotizadas de todo París.

La novela “El fantasma de la Ópera” de Gastón Leroux está inspirada en el Palacio de la Ópera debido a la leyenda de que existe un lago subterráneo en su interior.



operadeparis.fr


9.La Défense
La Defensa es uno de los distritos de negocios más importantes de Europa. Quizá muchos no lo consideren visita obligada cuando se viaja a París y piensen que existen muchos otros lugares de la ciudad a los que acudir antes de conocer La Défense.



Pero si algo me gustó de este lugar fue el increíble contraste que ofrece frente al resto de París.

Su edificio más característico es el “Grand Arche de la Défense” que parece gobernar toda la explanada que compone el distrito. Se inauguró en 1989 para celebrar el segundo centenario de la Revolución Francesa. El punto más alto del arco te proporciona una panorámica inigualable de Paris ofreciendo la vista, en línea recta, del Louvre, el Jardín de las Tullerías, la Plaza de la Concordia, los Campos Elíseos y el Arco del Triunfo.



ladefense.fr


10.La Torre Eiffel
Y ya que no he comenzado el artículo con el monumento más emblemático de todo París, que mejor manera que hacer un cierre como se merece de la capital francesa haciendo un homenaje a su “Torre Eiffel”.



Construida por Gustave Eiffel para la Exposición Universal de 1889 en París, es el símbolo por excelencia de la ciudad. Da igual que acudas a ella de día o de noche, la torre siempre es un magnífico espectáculo para la vista.



No se puede decir nada nuevo que no hayas leído o escuchado otras veces sobre ella. Mi consejo, pasea por el “Parc du Champs de Mars” hasta llegar a la base de la torre y sube a ella para ir descubriendo en cada uno de sus tres pisos una vista de París preciosa y diferente. Si en esta lista hay algo que indiscutiblemente no te debes perder es el símbolo inequívoco de la ciudad de la luz.

Como decía al comienzo del artículo esto es un intento de formar una pequeña lista que tengas en cuenta la próxima vez que visites la ciudad, y es precisamente un intento ya que según iba tomando forma me di cuenta de que, quizá, la capital francesa necesite un reportaje que se titule “La lista infinita de cosas que no te debes perder de París”.



eiffel-tower.com

2 comentarios :

Hugo dijo...

Qué buena eres Lau!

Anónimo dijo...

Visitar esta ciudad es el sueño de muchos y hay una infinidad de cosas que hacer en París , cuando yo fui no pude hacerlas todas pero espero regresar pronto.