Top10Listas.com en Twitter Top10Listas.com en Facebook

lunes, 25 de febrero de 2013

Top 10 perlas de Budapest

Mucho embrujo debía de tener la ostra de donde se extrajo esta perla del Danubio que tanto hechiza a quien la visita. Pero Budapest también ostenta otros títulos como el de ciudad de los balnearios o capital mundial de las aguas medicinales, en la que el turista se cura de sus prisas por verlo todo en los incontables baños termales que surcan su devenir diario. El barniz imperial, al haber formado parte del Imperio Austro-Húngaro, le ha otorgado el apodo de “París del este”. Su pasado y su historia avalan este sobrenombre. En cualquier caso, su acentuada personalidad la exime de cualquier comparación.


1.Balneario Széchenyi
Muy cerca de la Plaza de los Héroes se encuentra este Palacio termal donde uno se siente por unas horas el rey del agua. En sus piscinas, saunas y salas de masajes el tiempo queda suspendido en el aire y el cuerpo, mientras deshoja la margarita del frío y del calor, se sumerge en un mar de placer y olvido. Una mansión de húmeda felicidad en la que el bienestar de sus aposentos se confunde con la belleza de su arquitectura, haciendo del conjunto un monumento a la relajación.

Balneario Széchenyi


2.Teatro Nacional de la Ópera
Con el afán de superar a Viena, Budapest cuenta con un impresionante teatro de la ópera que comparte vecindad con el Broadway de Pest en la emblemática avenida Andrássy. Su grandiosidad se aprecia tanto en su exterior como en su interior. Así, la fachada con sus columnas y balcones vigilados de cerca por las estatuas de los compositores más importantes del mundo realza su figura neorrenacentista. Cruzando la puerta de entrada, los sublimes murales del vestíbulo y la majestuosa escalera principal nos introducen en el auditorio, donde hasta los dioses griegos del Olimpo que habitan en el fresco del techo tienen cara de asombro.

Teatro Nacional de la Ópera
Teatro Nacional de la Ópera


3.Iglesia de Matías
Esta iglesia, durante algunos años transformada en mezquita, es una verdadera babel dada la multitud de estilos arquitectónicos que adornan su personalidad. Desde su construcción, todos los reyes posteriores dejaron su impronta en forma de torre, puerta o cualquier otro aditamento, de tal modo que en la actualidad constituye uno de los santuarios más característicos de la arquitectura ecléctica de Hungría. Lo elevado de su posición y los azulejos de su tejado la hacen visible desde el otro lado de la ciudad.

Iglesia de Matías


4.Puente de las Cadenas
Los eslabones de este puente unen las dos mitades de la capital, Buda y Pest. La iluminación nocturna de las torres situadas a ambos extremos del puente ofrece una de las vistas más hermosas de la ciudad y la perspectiva de esta desde sus barandillas, y en presencia del Danubio, convierten en inolvidable el espectáculo visual que tal paisaje proporciona. Un crucero por el río es una refrescante manera de admirar tanta belleza encadenada.

Puente de las Cadenas


5.Bastión de los Pescadores
La colina de Buda alberga este monumento levantado en homenaje al gremio de los pescadores. Esta fortaleza-mirador es el lugar ideal para contemplar Pest en toda su plenitud y sus siete torres simbolizan las siete tribus fundadoras de Hungría. Los compañeros del Bastión de los Pescadores en este podio histórico son el Castillo de Buda y la Iglesia de Matías, cuya lámina ya ha quedado impresa en este decálogo magiar.

Bastión de los Pescadores


6.Café New York
Figura en la nómina de los cafés más hermosos del mundo y una vez que lo compruebas llegas a la conclusión de que su presencia en ese ranking está más que justificada, a pesar de que el precio de las consumiciones incluye el de la entrada que es gratuita. Su tez dorada, el mármol de sus extremidades, los complementos en terciopelo rojo y los frescos en el cielo de un paladar tan exquisito componen una escultura más propia de un museo que de un café. Precisamente por ello merece la pena añadirlo a la lista de lugares a visitar.

Café New York


7.Parlamento
En la fecha de su nacimiento, llegó a ser el mayor Parlamento del mundo. En la foto, sacada desde la otra orilla, se puede ver como la fachada principal peina su simetría neogótica en el espejo del Danubio, en cuyas aguas se refleja su bella estampa, adquiriendo al acabar el día, con su iluminación, el diploma de “foco de atención” de Budapest. Si a ello se une su interior de oro y mármol se comprende por qué se halla entre las preferencias del visitante.

Parlamento


8.Museo de Artes Aplicadas
Es uno de esos casos en que la pieza más valiosa del museo es el propio edificio que lo acoge, sin que ello suponga ningún desaire para las colecciones expuestas en su interior. De estilo secesión, variante autóctona del modernismo, es obra del Gaudí húngaro, Ödön Lechner, y de Gyula Pártos. Destaca por la combinación del verde y el amarillo en su tejado y por el colorido de los motivos representados en su fachada. Tiene una pátina oriental en su expresión que redondea su hermosura.

Museo de Artes Aplicadas


9.Mercado Central
Conocido como el gran Salón del Mercado de Budapest, está situado al final de la famosa calle Vaci utca, muy cerca del Puente de la Libertad –puente que une el Mercado con el Balneario Gellért– y colindante con la Universidad. Es el mercado cubierto más grande de la nación. En la planta baja están instalados los puestos de venta de alimentos, con la paprika –pimentón– de protagonista y, en la superior, las tiendas de souvenirs y los rincones donde poder degustar la comida típica del país. Antes de traspasar las puertas para ver el contenido conviene detenerse unos instantes en el continente, pues el edificio que aloja el Mercado es uno de los más representativos de la ciudad.

Mercado Central
Mercado Central


10.Vaci utca
Paralela al río Danubio, es la calle más popular de Budapest. Transcurre entre la Plaza Vörösmarty (imprescindible visitar Gerbeaud Cukrászda para tomar un café y probar sus deliciosos dulces) y el Mercado Central, ya mencionado en este álbum. Esta calle peatonal es el centro neurálgico de la ciudad, donde el turista puede elegir entre la parte sur, si lo que quiere es ir de compras, y la parte norte, si lo que desea es beber y comer para reponer fuerzas. De paso, puede disfrutar de la arquitectura de alguno de sus edificios como, por ejemplo, la Casa Thonet, construida por los mismos que diseñaron el Museo de las Artes Aplicadas, al que anteriormente hemos hecho referencia en este folio turístico.

Vaci utca


Febrero de 2013

Juan Jo

1 comentarios :

María dijo...

No se puede describir mejor una ciudad tan alucinante! Destino Imprescindible!