Top10Listas.com en TwitterTop10Listas.com en Facebook

lunes, 14 de octubre de 2013

Top 10 Paradores de Turismo 2013

Paradores de Turismo y TripAdvisor han entregado los premios a los mejores establecimientos del año. El número uno ha correspondido a el Hostal de los Reyes Católicos en Santiago de compostela.
Es el segundo año en que se elabora este ranking, en el que los internautas (viajeros de todo el mundo) valoran los 94 establecimientos que actualmente tienen el sello de Paradores en España.
Los Paradores de España, son hoteles con encanto, distintos del resto y que tienen “algo”, que les caracteriza y distingue. Son propiedad del Estado Español y suelen estar ubicados en monumentos históricos o peculiares y en lugares especiales.
Escogidos por los usuarios de TripAdvisor, pero todos son especiales, incluso los de tres estrellas, todos tienen encanto.


1. PARADOR DOS REIS CATÓLICOS
Parador Santiago de Compostela
El Parador de Santiago de Compostela, mezcla historia, arte y tradición, emblema de Santiago, el Hostal dos Reis Católicos, situado en la Plaza del Obradoiro, junto con la catedral, forman un ángulo de oro que imprime belleza a una de las ciudades más visitadas del mundo.
El Hostal, nació en 1499, como Hospital Real, para albergar al los numerosos peregrinos que se dirigían a Santiago.
Considerado el hotel más antiguo del mundo, es también uno de los más lujos y bellos. Posee cuatro claustros de inmensa belleza, elegantes estancias y espectaculares habitaciones, así como un lujoso comedor que ofrece pescados y carnes cocinados a la gallega. En fin un lujo de Parador.




2. PARADOR DE SANTO ESTEVO
Parador de Santo Estevo
Este Monasterio benedictino, situado en pleno centro de la Ribeira Sacra, espacio natural de original belleza donde confluyen los ríos Miño y Sil es uno de los centros monásticos de Galicia y es hoy uno de sus referentes turísticos. La existencia del Monasterio está probada en el siglo X, si bien su origen parece remitirse a los siglos VI y VII. En este monasterio se alternan estilos desde el románico al barroco y cabe destacar los tres claustros (románico, gótico y renacentista). El edificio fue declarado Monumento Histórico Artístico en el año 1923.
El Hotel cuenta con un total de 77 habitaciones, distribuidas a lo largo de tres claustros de estilos y épocas distintas. Destacan las habitaciones por ser todas diferentes, y algunas de ellas, con vistas impresionantes sobre el paisaje de de los Cañones del río Sil.
El Hotel dispone de restaurante con terraza al lado del bosque de castaños, cafetería con terraza en el claustro de la portería, salones y preciosos jardines.




3. PARADOR DE ALCALÁ DE HENARES
Parador de Alcalá de Henares
El Parador de Alcalá Henares, ocupa un magnífico edificio del siglo XVII, antiguo colegio-convento de Santo Tomás, que junto con la Hostería del Estudiante, situada en el antigua Colegio Menor de San Gerónimo, fundado por el Cardenal Cisneros en 1510, formando parte del conjunto monumental de la ciudad complutense, considerado patrimonio de la humanidad por la UNESCO, en 1998.
En el se puede disfrutar de una variada oferta gastronómico, sin faltar las alusiones a la cocina cervantina.
Situación inmejorable, a 28 kilómetros de Madrid y a 20 del aeropuerto de Barajas y de las instalaciones de IFEMA.




4. PARADOR DE OROPESA
Parador de Oropesa
La Casa solariega de los Álvarez de Toledo, Condes de Oropesa, que fue refugio de sol dados, religiosos y nobles en otras épocas, presenta unas excepcionales panorámicas de la sierra de Gredos. El valor histórico de la Torre del Homenaje, adosada al Parador, las columnas y soportales del patio, y la piscina, con excepcionales vistas sobre las llanas tierras del Campo Arañuelo, integran un hotel de gran atractivo.
Lámparas, arcones y cortinas dominan la decoración interior, en la que destaca la amplitud y luminosidad de las habitaciones y los salones de trabajo y ocio. La caza y los productos de temporada son característicos de Oropesa, donde la cocina toledana ofrece cordero, cabrito asado y otras especialidades como las migas del Arañuelo o la perdiz escabechada.




5. PARADOR DE AIGUABLAVA
Parador de Aiguablava
El Parador de Aiguablava se asoma al mar rodeado de pinos, en un excepcional enclave, la Punta D'es Muts, donde el viajero puede disfrutar de hermosas playas, calas y espacios naturales.
Es un lugar idóneo para la práctica de deportes y actividades en contacto con la naturaleza, además de relajados paseos por las bellas zonas verdes. Bajo la peculiar luz del Mediterráneo, el edificio ofrece a sus huéspedes un alto nivel de confort y múltiples servicios tanto para el cliente individual como para reuniones de empresa.
Dispone de gimnasio, piscina, sauna y unas habitaciones con hermosas panorámicas sobre el mar. La influencia del litoral también se manifiesta en la típica cocina ampurdanesa, con platos como los erizos de mar, los caracoles a la llauna y el pollo con langosta, degustados en verano en la misma playa donde se ubica el restaurante.
El Parador tiene integrado un restaurante, "Mar i Vent", que independiente, ubicado en la cala próxima al mismo, se asoma al Mediterráneo.




6. PARADOR DE CANGAS DE ONÍS
Parador de Cangas de Onís
La tradición afirma que fue erigido por el Rey Alfonso I, 'El católico' el 21 de febrero del 746, y de hecho las excavaciones llevadas a cabo al inicio de las obras de conversión del edificio en Parador de Turismo avalan esta idea. Sobre él se fundó el actual monasterio regido por la orden de San Benito hasta la Desamortización de 1835. Dos salas con restos arqueológicos, particularmente cerámicos, aparecidos durante los trabajos de readaptación, dan fe de ese lejano pasado.
El Monasterio, declarado Monumento Nacional en 1907, al que se ha agregado un ala de edificio de características arquitectónicas y materiales constructivos perfectamente consonantes, es una joya engarzada en las orillas verdes del río Sella, en donde se refleja.
Al fondo se contempla el majestuoso paisaje de los Picos de Europa. Este Hotel, con modernas y confortables instalaciones, es la plataforma ideal desde la que descubrir las maravillas del paisaje astur, disfrutar del tipismo de sus fiestas y folklore ancestral y degustar lo mejor y más genuino de su rico recetario gastronómico.




7. PARADOR DE CARDONA
Parador de Cardona
El Hotel se ubica sobre un promontorio, en un recinto fortificado del Siglo IX, en el que se encuentran a su vez, la torre Minyona, del Siglo XI, y una iglesia del Siglo XI, elementos representativos del románico catalán de los alrededores. Su situación proporciona una excepcional panorámica de la ciudad y de las fértiles tierras bañadas por el río Cardoner.
Algunas habitaciones del hotel presentan el encanto de las camas con dosel. Fosos, torres, murallas y elementos góticos se unen a una decoración en la que predomina el confort y un mobiliario medieval de inspiración catalana.
La cocina catalana ofrece en el comedor la tarrina de berenjenas con manitas de cerdo, los surtidos de embutidos y especialmente su brasa, en donde destaca la paletilla de cordero braseada.




8. PARADOR DE PLASENCIA
Parador de Plasencia
El Parador de Plasencia, se ubica en el Convento de Santo Domingo, fundado por los Zúñigas a mediados del siglo XV, de estilo gótico. Situado en pleno centro monumental de Plasencia.
El Parador presenta una decoración clásica. Dispone de piscina, para los meses de verano. El restaurante, ofrece una cocina de corte tradicional, ideal para disfrutar de una agradable comida en familia.




9. PARADOR DE CACERES
Parador de Cáceres
El Parador de Cáceres, es un conjunto armoniosamente integrado de un palacio del siglo XIV y de la llamada casa de Obando Mogollón, también del siglo XIV.
El parador transmite, elegancia, categoría y confort de una construcción histórica, pero adaptada a las necesidades del viajero moderno. Todo ello complementado con una buena oferta turística y gastronómica.




10. PARADOR DE NERJA
Parador de Nerja
El Parador de Nerja, se alza sobre un acantilado junto al mar, en un entorno adecuado para disfrutar de la playa, a la que se accede por un singular ascensor, del litoral costero y de los hermosos rincones naturales que posee la zona. La entrada del edificio muestra un esplendido jardín, cuyo verdor contrasta con el azul de la piscina.
Los espacios interiores, amplios y luminosos, gozan de un alto nivel de confort y detalles decorativos elegantes. Las habitaciones superiores gozan además de una esplendida vista sobre el Mediterráneo y sobre las montañas de la Sierra Almijara.