Top10Listas.com en TwitterTop10Listas.com en Facebook

lunes, 4 de enero de 2016

10 alimentos del invierno

El invierno es la estación en la que más frío hace normalmente, por lo que nuestro organismo nos pide comidas más energéticas, para combatir las bajas temperaturas. Dejamos un poco atrás las ensaladas del verano, aunque sin despedirnos de ellas del todo, pues las incluiremos en nuestra dieta todo el año.

Invierno

La alimentación durante el invierno, deberá ser variada, si es posible con los alimentos propios de la estación. Incluiremos frutas y verduras, que nos aportaran nutrientes, buenos para mantener la salud de nuestro organismo en esta estación fría.
Hemos seleccionado diez pautas para alimentarnos en invierno.



1.- VERDURAS
Tenemos gran variedad de verduras de temporada y hoy en día muchas de fuera de temporada, ya que se importan de otros climas o se cultivan en invernaderos, aunque lo ideal es consumirlas de temporada y de cultivo local.

Verduras

El brócoli, rico en vitamina C y antioxidantes, la col rica en aminoácidos, magnesio, calcio, etc., coliflor, remolacha, acelgas, espinacas, zanahorias, calabaza, tomates, alcachofas, puerros y algunos más, buenos para hacer potajes y sopas, caldos, cremas y otras muchas recetas buenas y sabrosas, apropiadas para esta estación invernal.


2.- SOPAS
Nada mejor para recuperarse del frío invernal que una buena sopa o crema vegetal, cargada de vitamina C, para reforzar el organismo. Las sopas, caldos y cremas, son alimentos hidratantes y nutritivos.

Sopas

Son alimentos de “cuchara”, propios de este periodo del año, que admiten múltiples combinaciones de ingredientes y formas de prepararlos. Una opción para incluir y tener en cuenta en nuestros menús invernales.


3.- POTAJES
Los potajes, son platos de verduras y legumbres cocidas con abúndate agua. Las variedades de potajes son infinitas y dependen de los ingredientes que se encuentren en temporada y de la imaginación del cocinero.

Potajes

Los potajes, son propios del invierno y los podemos hacer de garbanzos, lentejas, alubias, pintas o blancas, admitiendo estas a su vez una gran variedad de recetas, con verduras, como acelgas, espinacas, zanahorias, etc. A su vez se le pueden añadir a su vez carnes, pescados, mariscos, huevos…. Por lo que las combinaciones son muchas y a gusto del consumidor y para variar a lo largo de esta estación fría de invierno. Son platos fuertes, que aportan mucha energía y proteínas, dada su composición, por lo que no conviene abusar tampoco de ellos, dada la forma de vida moderna.


4.- CARNES
Las carnes se consumen todo el año, pero en invierno, parece que apetecen más o que nos pide el cuerpo comidas y alimentos más consistentes que el verano cuando comemos más ligero.
Tenemos variedad de carnes para preparar, de vaca, pollo, cordero, cerdo, y para hacerlas de diferentes formas y maneras, guisos, asados, parrilla, plancha, etc.

Carnes

Las carnes, nos aportan proteínas de origen animal y aminoácidos esenciales, así como grasas. No conviene abusar de ellas, para prevenir la aparición de enfermedades, relacionadas con un consumo excesivo.


5.- PESCADOS
Los pescados son una buena opción la incluir en nuestra dieta, tanto en verano como en invierno. Tenemos una gran variedad de pescados, nos solo de temporada de invierno, sino de otras temporadas, ya que con los sistemas de congelación, se consumen todo el año.

Pescados

Los pescados son un plato ideal para consumir en inverno, nos apartan proteínas y aminoácidos. Existe una gran variedad de pescados y mariscos y muchas formas de prepararlos, en guisos, al horno, a la plancha, etc., al gusto del consumidor.


6.- HUEVOS
Son un alimento habitual en la alimentación humana, por lo que no pueden faltar en invierno. Son ricos en proteínas, especialmente albúmina y lípidos, así como otras vitaminas y mineras. Los huevos son un alimento de fácil digestión.

Huevos

Son el componente principal de muchos platos dulces o salados. Solos se pueden preparar de muchas maneras, fritos, cocidos, revueltos, en tortilla, al plato, a la cazuela, etc. También como acompañantes de verduras, carnes o pescados.


7.- FRUTAS
Durante los meses de invierno, aparecen en el mercado numerosas frutas, como en el resto del año. La fruta es un alimento que no debe faltar en nuestra alimentación, pues son esenciales para mantener nuestra salud.

Frutas

Pues en invierno mucho más, pues la mayoría de ellas nos aportan vitaminas C, A, E y del grupo B, que nos vienen bien para prevenir infecciones, son desintoxicantes, bactericidas y ayudan a combatir enfermedades del hígado y la vesícula biliar. Entre otras tenemos, naranjas, limones, mandarinas, kiwis, peras, manzanas, piñas, etc.


8.- FRUTOS SECOS
Son alimentos muy energéticos, ricos en grasas, proteínas, así como oligoelementos. También pueden aportar vitaminas, sobretodo del grupo B, o ácidos grasos Omega 3.
Pueden ser de cascara dura como; pistachos, nueces, almendras, avellanas, castañas, cacahuetes, semillas de calabaza y de girasol, etc.

Frutos secos

O frutas desecadas como: ciruelas, dátiles, higos secos, orejones de albaricoques, uvas pasas, etc.
Se pueden consumir solos o en gastronomía, para ensaladas, postres, potajes, aperitivos. Buenos también para la salud, por las vitaminas y oligoelementos que aportan a nuestro organismo.
Por todas sus propiedades, son un alimento bueno y apropiado para la estación invernal, aunque se pueden consumir a lo largo de todo el año.


9.- INFUSIONES
Las infusiones son buenas para el organismo, se consumen a lo largo del año, pero en el invierno, con la venida del frio, acuden las gripes y catarros y las infusiones nos ayudan a combatir los síntomas de estas afecciones invernales.

Infusiones

Además son apetecibles ya que normalmente se toman calientes por lo que en esta época de frio nos agrada su ingestión. Hay una gran variedad de infusiones, con diferentes propiedades para la salud, como, tes, tilas, manzanillas, mentas-poleos, etc.


10.- BEBIDAS
Hidratarnos no solo es para el verano por el calor, el organismo humano necesita hidratación en todo momento y el invierno, aunque hace frio y apetece poco beber agua, se necesita tanto o más dicha ingesta de agua, para mantener el nivel hídrico corporal y la elasticidad de nuestra piel. También es necesaria la hidratación para mantener la salud invernal, fluidificando las secreciones catarrales.

Bebidas

El agua es la principal fuente de hidratación, pero también tenemos, caldos, infusiones y otros preparados no alcohólicos, buenos para este fin.


Una buena alimentación es fundamental a lo largo de todo el año, pero en la estación invernal, si cabe lo es más, por las bajas temperaturas y las agresiones ambientales a nuestra salud. Aquí hemos apuntado diez pautas para nuestra correcta salud. Son diez las que hemos enumerado, pero hay muchas más que podemos tener en cuenta para mantener nuestro cuerpo sano y fuerte.



Artículo escrito por Eduardo Martínez







Post recientes relacionados:
-10 mejores recetas para cocinar con arroz
-10 mejores restaurantes de Europa - 2015