Top10Listas.com en TwitterTop10Listas.com en Facebook

lunes, 5 de octubre de 2015

10 mejores cuadros de Sorolla

Joaquín Sorolla y Bastida, nació en Valencia en 1.863, pintor prolijo, dejó más de 2.200 obras catalogadas. Su trabajo, ha sido definido como impresionista, postimpresionista, luminista. Su obra se encuadra en cuatro etapas: de formación, de consolidación, de culminación y etapa final. Otra faceta de Joaquín Sorolla, fue la de retratista, realizando retratos de varios personajes, así como de su mujer y de su familia, realizando también algunos autorretratos.

Sorolla Autorretrato de Joaquín Sorolla

Su casa de Madrid, fue acondicionada y abierta como Museo Sorolla, donde se encuentra gran parte de su obra, donde se puede ver y admirar por parte del visitante, así como su casa familiar y forma de vida. Depende del Ministerio de Cultura, siendo uno de los museos más populares de Madrid.



De su extensísima obra, hemos seleccionado diez cuadros, como podíamos haber seleccionado otros muchos de este gran pintor español.


1.- NIÑOS EN LA PLAYA
Es una conocida obra postimpresionista de Sorolla. Data del año 1.910, oleo sobre lienza, que se encuentra en el Museo del Prado. El cuadro representa una playa de aguas cristalinas, con tres niños desnudos sobre ella.

Niños en la playa

Dos niños morenos y otro rubio, que se encuentra en primer término, más definido en sus formas que los otros dos un poco más alejados del primer plano. Se encuentra en el Museo del Prado.


2.- PASEO A ORILLAS DEL MAR
Paseo a orillas del mar, también llamado Paseo por la playa, uno de los cuadros más famosos, pintado por Sorolla en 1.909, oleo sobre lienzo, de estilo postimpresionista.

Paseo a orillas del mar

En él aparecen representadas su mujer Clotilde y su hija mayor María, paseando por la playa de Valencia al atardecer, mientras la brisa marina hace ondear sus ropas. Este cuadro se encuentra en el Museo Sorolla, desde 1932 año en el que se creó el mismo.


3.- EL BAÑO DEL CABALLO
Conocido también como “El caballo blanco”, es uno de los cuadros más reconocidos de Sorolla, pintado en 1.909, oleo sobre lienzo, se encuentra actualmente en el Museo Sorolla. Este cuadro, se engloba, dentro de las pinturas de playa, que el pintor hizo en el verano de 1.909.

El baño del caballo

De estilo postimpresionista, representa a un niño llevando de la brida a un caballo blanco, que sale del agua de la playa. Hay que destacar la pincelada empastada, ágil y suelta del pintor, que resuelve el caballo, el niño, la arena y el agua de forma magistral.


4.- EL BALANDRITO
Pintado en 1.909, en la época de culminación, es uno de los cuadros más conocidos de Sorolla, pintado a su vuelta de Estados Unidos. Pintado en un verano de gran producción pictórica, de temas marinos, donde destaca la luz, la arena de la playa, el agua del mar, las figuras, con una pincelada cada vez más pastosa y suelta.

El balandrino

En estos cuadros Sorolla, reduce cada vez más el horizonte, hasta hacerlo desaparecer, como en este cuadro, haciendo desaparecer con esto la sensación de profundidad, para centrarse en la figura y la profundidad del agua.


5.- EL SOL DE LA TARDE
El Sol de la Tarde, oleo sobre lienzo. Este cuadro marca un hito en la época de culminación de Sorolla, que centra toda su atención en captar la luz natural del atardecer en la playa de Valencia, mientras los pescadores recogen la barca. Sorolla adquiere en este cuadro su máximo desarrollo artístico.

El sol de la tarde

Con una absoluta libertad pictórica, enfrenta la monumentalidad de las figuras, la imponente vela, así como el movimiento del mar, de lo que extrae las máximas posibilidades plásticas.


6.- SALIENDO DEL BAÑO
Pintado en 1.915, es su etapa final, oleo sobre lienzo. Luminosa escena de una madre con su hijo al borde del mar, después del baño, al que cubre con una toalla. La barca encallada, el bañista de la derecha y las olas, componen un cuadro de gran armonía cromática.

Saliendo del baño

En esta obra, quedan patentes los rasgos impresionistas del pintor, no hay contornos y la captación de la atmósfera y el instante es muy lograda, con una pincelada cargada, ágil y suelta. En este cuadro a parte de las figuras, el protagonista absoluto es el mar, con un pequeño horizonte con una franja de cielo. Se encuentra en el Museo Sorolla.


7.- PESCADORES VALENCIANOS
Pintado por Sorolla en 1.895, en su etapa de consolidación, fue uno de los primeros oleos que Joaquín Sorolla pintó en el exterior. Este cuadro, pintado en la playa de Valencia, resultaría clave para su reconocimiento internacional.

Pescadores valencianos

El cuadro es un reconocimiento al quehacer de los pescadores de la tierra natal del pintor y capta con destreza el reflejo de un sol radiante en la espuma del mar. Se encuentra en colección particular.


8.- EL ENCIERRO
Oleo sobre lienzo, de gran tamaño, pintado en la etapa final, en 1.914, encuadrado en la visión de Sorolla sobre España, pintando cuadros sobre las distintas regiones y ciudades del país. En este enorme cuadro, pinta una escena de encierro de reses por parte de unos vaqueros, por el campo andaluz y pasando por unas vías del tren, expresando en estas la modernización de España.

El encierro

Sorolla resuelve el cuadro, con la maestría que le caracteriza, con su ágil pincelada y su riqueza cromática. El cuadro se encuentra en la Hispanic Society of American, que fue la que encargó su ejecución al artista.


9.- CLOTILDE CON TRAJE DE NOCHE
Oleo sobre lienzo, pintado por Sorolla en 1.911, es uno de los muchos retratos y bocetos que el artista dedico a su mujer Clotilde García del Castillo. Y este posiblemente sea el mejor de todos ellos.

Clotilde con traje de noche

Sentada sobre un sillón tapizado en fucsia, nos la presenta con un suntuoso traje de noche negro, su cutis nacarado, destaca sobre los fucsias y negros.


10.- AUTORRETRATO
Este autorretrato fue pintado en 1.909, pues tiene más autorretratos pintados en diferentes épocas. En este, se representa con los atributos del pintor, paleta, pinceles y lienzo.

Autorretrato

El pintor, se presenta del perfil, con sombrero de ala ancha y mirando hacia el espectador, se encuentra en su estudio trabajando. En la parte baja del lienzo se puede leer “A mi Clotilde su Joaquín”.


Joaquín Sorolla, es uno de los grandes pintores, no solo de España, sino a nivel mundial. Su obra es extensísima, más de 2.200 obras catalogadas, todas de gran calidad. Toco todos los géneros, retrato, autorretrato, interiorismo, exteriores, costumbrismo, todo ello encuadrado dentro del impresionismo, postimpresionismo y luminismo, destacando el paisaje marino levantino y su luz mediterránea. Por todo ello es difícil escoger diez obras que le representen, pues toda su obra es buena y le representan, pero hemos escogido estos diez cuadros entre su extensa obra.



Artículo escrito por Eduardo Martínez





Post recientes relacionados:
-10 mejores Museos del Mundo
-10 obras de Arte subastadas más caras de la Historia

1 comentarios :

Anónimo dijo...

Un gran pintor Sorolla.....