COMPARTIR:

facebook twitter whatsapp
TurismoOcio y Cultura 29/02/2012 · Eduardo Martínez

Top 10 monasterios benedictinos

COMPARTIR:

facebook twitter whatsapp

A todo lo largo y ancho de España, sobre todo en el interior, tenemos numerosos monasterios, abadías y conventos, de monjes y monjas. Se trata de hermosos lugares, muchos de ellos medievales, llenos de espiritualidad, arte y silencio.
Viajamos de vacaciones a playas, montaña, ciudades, a otros países, pero de vez en cuando visitar estos monasterios, e incluso hospedarse en ellos, para pasar unos días de paz y tranquilidad, lejos del bullicio de la ciudad con sus prisas, sus problemas y su estrés, nos viene de maravilla. Asistir a los oficios y escuchar el canto gregoriano, es algo que eleva el espíritu y sosiega el alma, algo que algunos echamos de menos en la vida cotidiana.
Enumeramos diez Monasterios Benedictinos, repartidos por toda la península y canarias. Hay muchos más monasterios, de otras ordenes, como el Cister, Carmelitas, Jerónimos, etc. Con similares características a los benedictinos.

1.- ABADIA DE SANTO DOMINGO DE SILOS.
Santo Domingo de Silos, es una bendición en estos tiempos acelerados, de estrés y ruido. Tiene uno de los claustros más bellos de España, con el solitario ciprés, al que cantó Gerardo Diego. Una botica del siglo XVIII y una biblioteca, con más de cien mil volúmenes.

Santo Domingo de Silos

Los monjes benedictinos de Santo Domingo de Silos, son los que con mayor perfección han conservado el canto gregoriano, en el que celebran todos los oficios.
No se que tiene Silos, que engancha, es como vivir en otro mundo de paz y silencio, y claro, esto supone volver una y otra vez, a disfrutar de ese refugio, donde sosegar el cuerpo y el alma.

Abadía Santo Domingo de Silos





2.- MONASTERIO DE MONTSERRAT.
Montserrat, es uno de los principales símbolos de Cataluña y uno de sus enclaves turísticos más visitados. El monasterio se asienta en una montaña de 1235 metros de altitud. Es un sitio de peregrinación para los fieles catalanes.

Montserrat

De obligada visita el museo y la basílica, donde se encuentra la Moreneta, una imagen del siglo XII, a la que se dirigen todas las miradas.
En medio del bullicio turístico, se encuentra el monasterio, que no admite visitas y que es una isla de calma y tranquilidad. Los monjes que se dedican a la oración y a trabajos manuales, tratan, que a las personas hospedadas allí, no les llegue el bullicio exterior.

Monasterio de Montserrat





3.- ABADÍA DEL VALLE DE LOS CAIDOS.
La Abadía Benedictina de Santa Cruz del Valle de los Caídos, está integrada en el conjunto monumental. La historia de la abadía, es reciente, data de julio de 1958, cuando un grupo de monjes benedictinos del Santo Domingo de Silos, se hicieron cargo de la abadía e iniciaron su andadura.

Valle de los Caídos

Por el Valle de los Caídos, pasan al año, miles de visitantes y por la hospedería de la abadía, otro monton de gente, pero estos buscando la paz y tanquilidad, de todos los monasterios benedictinos.

Abadía del Valle de los Caídos




4.- ABADÍA DE SANTA MARIA DEL PAULAR.
El real Monasterio de Santa Maria del Paular, fue fundado en el año 1390, por Juan I de Castilla y fue durante 450 años un monasterio cartujo, hasta la Desamortización de Mendizábal.

Santa Maria del Paular

Desde 1954, es una Abadía Benedictina y comparten una gran parte de la antigua cartuja con una Parador Nacional. Hoy día una pequeña comunidad de unos 14 benedictinos, mantienen el espíritu monacal de San Benito, manteniendo una hospedería, como es costumbre en esta orden, dando refugio y asistencia espiritual al visitante que acude en busca de paz.

Abadía de Santa Maria del Paular




5.- ABADÍA DE SAN JULIAN DE SAMOS.
El Monasterio de San Julian de Samos, fundado en el siglo VI, en la provincia de Lugo, hoy día Abadía benedictina.
Afectada por la Desamortización de Mendizábal, y por un gran incendio, tuvo que ser reconstruido, casi en su totalidad.

San Julian de Samos

Fue Colegio de Teología y Filosofía, y es una parada importante en el Camino de Santiago. Cuenta con una iglesia abacial barroca y dos claustros.
Como es costumbre en todos los monasterios benedictinos, siguiendo la regla de San Benito, este tiene también hospedería, que acoge al visitante, ofreciéndole paz y tranquilidad, asistencia a los oficios monacales y comidas con la comunidad de monjes, sintiéndote, casi parte integrante de la vida monástica. Un lujo, para relajar la mente y el alma, tan necesitado en estos tiempos modernos supersónicos y superestresantes.

Monasterio de San Julian de Samos




6.- ABADIA DE SAN SALVADOR DE LEYRE.
El Monasterio de Leyre, es uno de los conjuntos monacales más importantes de España, por su relevancia histórica y arquitectónica. Fundado por monjes benedictinos, paso luego a monjes cistercienses, hoy día, el conjunto monástico, pertenece a la Comunidad Foral de Navarra, que lo ha cedido a la orden benedictina, para su cuidado y mantenimiento.

Leyre

El conjunto está construido con una piedra dorada, proveniente del entorno del monasterio, destacando la iglesia, con su cabecera, nave y cripta. La porta Speciosa. Ábside y torre. Panteón de los reyes navarros.
Hoy día cuenta, con hotel normal y hospedería monacal, como es costumbre en los monasterios benedictinos, dando al visitante, la posibilidad de integrarse en la vida monástica, y asesoramiento espiritual, si lo pide.

Monasterio de Leyre





7.- ABADÍA DE NUESTRA SEÑORA DE VALVANERA.
La abadía benedictina de Nuestra Señora de Valvanera está enclavada en plena sierra de la Demanda, en medio de un paisaje agreste y solitario.
En este santuario, se venera a la Virgen de Valvanera, patrona de al Rioja, una imagen románica del siglo XII.

Nuestra Señora de Valvanera

Otra joya del monasterio, es un códice miniado del siglo X, con los comentarios de la Regla del San Benito.
A los visitantes de la hospedería, se les permite integrarse en la vida monástica, ya que el motivo de la estancia, por regla general es retiro, el silencio y la reflexión.
Desde el monasterio, parten gran número de caminos, que se pierden en los bosques y montes circundantes, ideales para largos paseos.

Abadía de Nuestra Señora de Valvanera





8.- MONASTERIO DE NUESTRA SEÑORA DE ESTIBALIZ.
El santuario de Santa Maria de Estibaliz, se remonta al siglo XII, de una impresionante sencillez, cuenta con una sola nave, tres ábsides y una portada, guarda la imagen de Nuestra Señora de Estibaliz, patrona de Alava.

Santa Maria de Estibaliz

En 1923, se instaló, en unas dependencias anexas a la iglesia, una comunidad benedictina, que coordinan la numerosas manifestaciones religiosas del santuario.
Tienen, como es costumbre en los benedictinos una pequeña hospedería, que acoge al viajero que busca silencio y aislamiento, integrándose en la pequeña comunidad de monjes.

Monasterio de Santa Maria de Estibaliz




9.- MONASTERIO DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD.
El Monasterio de la Santísima Trinidad, se encuentra en Gran Canaria, a pocos minutos de Santa Brígida, lejos de las playas y de los lugares turísticos de la isla. En un entorno, con bastante vegetación, dada su altitud, invita a dar largos paseos en busca de tranquilidad y sosiego. Dispone de una excelente biblioteca, con más de 40.000 ejemplares de todas las materias.

Monasterio de la Santísima Trinidad

Cerca del monasterio, se encuentra el pueblo de la Atalaya, un importante centro alfarero de Canarias y el jardín botánico de Tafira.
Un lugar, para relajarse y retirarse unos días, del ruido y el estrés de la vida cotidiana, dentro de una isla con gran afluencia de turismo, que busca playa y diversión.


10.- ABADÍA DE SANTA TERESA DE LAZKAO.
El Monasterio Benedictino de Santa Teresa, se encuentra en la provincia de Guipúzcoa. Comenzó siendo un priorato, para en 1967, convertirse en abadía.
Tiene un importante biblioteca, que cuenta con obras desde XVI y que sobrepasa los 70.000 ejemplares.

Monasterio de Santa Teresa de Lazkao

Como todos los monasterios benedictinos, dispone de una hospedería interna, que da acogida al que acude en busca de paz y silencio y si lo desea apoyo espiritual. También dispone de una de una hospedería externa para ejercicios espirituales de grupos.


En fín 10 islas de paz y tranquilidad, que la orden benedictina ofrece para el viajero que busca paz, tranquilidad y sosiego, tanto para el cuerpo como para el alma, reductos de espiritualidad católica, a los que algunas personas acuden de vez en cuando a recargar las pilas, para seguir funcionando en esta vida tan estresante.

Artículo escrito por Eduardo Martínez.
8 Comentarios

Cargando

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento del sitio y generar estadísticas de uso.
Al continuar con la navegación entendemos que da su consentimiento a nuestra política de cookies.
Continuar